James Cameron, me has jodido la vida.

   Somos una generación a la que James Cameron ha jodido la vida. He de reconocer que viví prendado de Aliens, y aun a día de hoy sigo prendado con ese despliegue de tiros, improperios y la mejor frase de la ciencia ficción: “Get away from her you BITCH”. Imagino que ya sabréis a que escena me estoy refiriendo.

Aliens
Aliens
        
   Cuando rodó Aliens, Cameron tenía tras de sí una de las mejores películas que a la postre se convertiría en saga (y vaya saga). The Terminator, más conocida como Terminator, fue la segunda película de James Cameron. Una película de 6,5 millones de dólares que se coló en el TOP25 de recaudación tanto en cine como a nivel doméstico y que dejó un gran sabor de boca al fan de la ciencia ficción. Por cierto, no superó en recaudación a Gremlins (aunque a esta taberna si). 
Rodo Aliens con dos de sus actores fetiche por así llamarlos. Michael Biehn y Bill Paxton, Hicks y Hudson eran el perfecto contrapunto en aquella película. Pero hay que recordar que Michael Biehn es el papá de John Connor (sin viejoverdismo se explica igual) y Bill Paxton es el que se mea encima viendo a Arnold Schwarzenegger (lo he buscado para escribirlo bien) y Jamie Lee Curtis en Mentiras Arriesgadas. 

   Con Aliens más de lo mismo, 18,5 millones de presupuesto y 130 millones de recaudación. La diferencia esta vez, radica en que fue TOP10 en categoría doméstica y de cine. Después vino un proyecto más personal y que nos cautivo. Llegando a ser la película más costosa en aquellos momentos del cine, The Abyss era una película que Cameron deseaba rodar desde antes Terminator. Al final lo consiguió, y a pesar de haber sido recortada por la productora, años después consiguió montar de nuevo la película hasta los 163 minutos, 28 más que la primera versión.
Terminator 2 llega para escribir definitivamente con letras doradas su nombre en el cine. Llega a una recaudación de 500 millones de dólares, multiplicando por cinco lo invertido, es TOP1 en cines… ya no solo eso. La película enganchaba a una adolescencia rebelde gracias a conjugar acción y música de una manera que poco se había visto hasta la fecha (amén de otras cualidades que posee la película). Arnold demuestra su completa alegría por la película como podéis ver.

Terminator 2
Terminator 2
   
   Vino Mentiras Arriesgadas y nos quedamos gratamente sorprendidos. Demostraba que, Arnold, servía definitivamente para la comedia (aunque ponga una cara de loco en una escena que asusta), que James Cameron tenía un talento innegable incluso cuando había comedia y que Tom Arnold es un cliché en sí mismo. Y aquí es cuando el guantelete del rey Midas decidió tocar otras cosas… 
No, no lo criticamos por Titanic, la cual no he visto y sigo sin ver. Además, poco podemos decir de Titanic que no se haya dicho ya. Y ya no solo eso, sino que para hablar de ella, mejor otros que son más expertos en tanto en el cine como en esta clase de filmes. Si criticamos a James Cameron es por Avatar, y ya no solo por Avatar sino por haber vendido la leche antes de ordeñar la vaca… ¡Cuatro películas más de avatar habrá!¡Cuatro de los orejas picudas azules! 
No puedo… No puedo hacerlo... A quién intento engañar… no lo puedo criticar. No se puede criticar a un hombre que ha cumplido sus sueños y que no solo ha llevado sus guiones a la gran pantalla, sino que incluso los ha dirigido como es el caso de Avatar. Estaba en pleno trance del estilo “James Cameron, eres un jodido traidor a la causa. James Cameron ahí te viniera un terminator y te diera hasta en el carnet de identidad por haber abandonado lo que te encumbró” Pero no… es imposible porque ha conseguido hacer oro todo lo que ha tocado. Es más, incluso después de Terminator: Génesis, por la poca acogida que tuvo la película, recuperó los derechos de la franquicia, lo cual hace más difícil criticarle. 

   Querido James Cameron… entré en este artículo para decirte que me habías jodido la vida por haber abandonado la pureza de la ciencia ficción de nuestra adolescencia… y ahora ya no te puedo juzgar. Y por no poder juzgarte, me has jodido la vida.


James Cameron
¿Ves, Sam? Otro que lo ha intentado...

Comentarios